Testimonios/Testimonies

“Testimonio por Jessica, estudiante de la Academia Cristiana Hispana”

“Antes de estudiar este curso, yo nunca había escuchado de los términos “hermenéutica” ni “exégesis”, ni mucho menos sabía de qué se trataban. Lo único que tenía era un poco de conocimiento sobre los términos literarios ya que estudié lo básico de literatura en la escuela y una idea sobre cosmovisión y diferencias entre culturas viejas y la mía. Como intérprete/traductora, he tenido que hacer un poco de exégesis y hermenéutica sin saber que eso era lo que estaba haciendo (aunque muy fuera del ambiente bíblico). Cuando uno va a traducir un documento, me fue enseñado que hay que tomar en cuenta la audiencia y el propósito original del documento y también la audiencia y el propósito o meta para el documento traducido porque hace diferencia en las decisiones sobre selección de palabras, de gramática, de sintaxis, entre otras cosas que se va usar en el momento de traducir. Creo que todo eso es muy similar al proceso de interpretar la palabra de Dios (eso es muy evidente tan solo en mirar las versiones diferentes de traducciones de la Biblia).

Este curso me ha abierto los ojos espirituales y me ha dado una nueva forma de pensar y perspectiva sobre la Biblia, su historia/origen, su naturaleza, y su propósito. Me ha dado herramientas vitales para el entendimiento de su contenido y para poder trasmitir correctamente su mensaje a otros. Me ha preparado para evitar errores teológicos que causa división y confusión en el pueblo de Dios y que puede por último causar tropiezos a los que están en el camino de Jesús. Me siento más equipada para enseñar las escrituras y me hace sentir más empoderada como cristiana.

Lo que más me impactó de este curso es aprender que el leer la palabra de Dios va mucho más allá de simplemente repasar las palabras. Que hay que explorar, investigar, comparar, y hacer preguntas para sacar el verdadero mensaje de Dios, y no el mensaje que parezco entender en el momento. Ha cambiado por completo la manera en que leo y percibo las escrituras y también como entiendo a otros cuando predican la Palabra. Todo lo que leo en la Biblia ahora me parece más interesante, más profundo, más significante.

Como ya mencioné, me siento más empoderada para explicar y enseñar las escrituras a otros. Yo nunca realmente me veía a mí misma como predicadora, pero ahora siento ese llamado para llevar entendimiento al pueblo de Dios. Voy a compartir lo que he aprendido con otros. También voy a incorporar todo lo que he aprendido en mi vida propia al buscar en la Biblia sabiduría, respuestas, ánimo, guía, etc., para prepararme para la batalla que nos enfrenta a todos como soldados en el Reino de Dios.”

“Answered prayer for a Northwest Texas student”

Uno de los estudiantes de la HCA, como muchos, es un buen líder de su iglesia y junto a su familia están apoyando la obra para extender el reino de Dios. Él trabajaba colocando techos y como saben este tipo de negocio se pone muy bajo durante el invierno. Como se pueden imaginar el hombre comenzó a tener problemas económicos que afectaron al mismo tiempo su ministerio, sus estudios y su vida familiar.

Un joven que conoce a los estudiantes del programa de la HCA ofreció dos becas para los alumnos, y uno de ellos era este hombre. Este joven estaba en la escuela y trabajaba medio tiempo; el joven sabía de las dificultades económicas que este hombre estaba experimentando y se sintió muy cargado, pues el hombre le había comentado que estaba considerando dejar el ministerio. Que bendición para el estudiante recibir el apoyo tanto financiero como espiritual, y lo animó a seguir adelante.

Pero esto no es todo. El estudiante estuvo tratando de encontrar otro trabajo, pero no era fácil. Él había dejado de pagar las cuotas de su carro. Decidió devolverlo y tratar de buscar uno más barato. Cuando fue a devolver el carro el dueño le dijo que ya lo había pagado en su totalidad y le dieron los papeles y el título.

Luego esa misma semana, lo llamaron a trabajar a otra compañía, con un horario regular y fijo y los fines de semana libres para estudiar y especialmente para desarrollar su ministerio. Después de unas semanas solamente en el nuevo trabajo él puede ver un cambio radical en la atmosfera del lugar. Las personas saben que él es cristiano y ya está ministrando, planeando formar un grupo de célula.

También él estaba teniendo problemas de su dentadura, y otra bendición más fue que alguien le dio los fondos para que se los arregle. ¡Todo esto en una semana! ¡Aleluya!


One of the students from the Hispanic Christian Academy, like many others, is a good leader in their church, and all his family is also committed to the church to grow the Kingdom. He struggled with work, since he is a roof layer and there is little work in the winter. Financially, things were bad and all this affected his ministry, his studies and his family relationships.

A young man, who knows some of the students and the HCA program, offered two scholarships to two individuals of the Academy; one of those individuals was this student. The young man knew of the student’s financial difficulties, and he felt burdened that the student was considering stopping his ministry. This young man was in school and working part-time. What a blessing for the student to receive not only the financial support but also the spiritual support, and it encouraged the student to keep going.

But this isn’t the end. The student was trying to find another job, but it wasn’t easy. He had stopped making payments on his car. He decided to return it and try to find a cheaper one. When he went to the dealer to return the car, they told him that he had already paid for the car, and they gave him the papers and title.

Later that same week, he was called to work for another company, with a regular schedule and weekends free to study and especially to work in ministry. After only a few weeks at his new job, he could see a radical change in the atmosphere in the place. His coworkers know he is a Christian, and he is already ministering there, planning on starting a cell group.

He was also having issues with his teeth, and another blessing was that someone helped him pay for the cost to have them fixed. All this in one week…Hallelujah!!!